Cantabria

Booking.com

Apartamentos Ciudad de Petra está situado en Santillana del Mar, muy cerca de las prehistóricas cuevas de Altamira.

Este apartamento está situado en Santander, a 2,9 km del puerto.  El alojamiento ofrece alquiler de coches y barcos.

El Hotel Apartamentos Don Carlos se encuentra en Santander, a solo 150 metros de la famosa playa de El Sardinero y junto al casino.

Los Apartamentos Lucas se encuentran en Liencres, a sólo 5 minutos en coche de la costa cantábrica.

Los apartamentos Costa Esmeralda están situados en un enclave privilegiado, en la villa marinera de Suances.

El Apartamento Valbuena, en Potes, ofrece vistas a la montaña y está a 3 km del monasterio de Santo Toribio de Liébana

Booking.com

La elegante ciudad balnerario de Santander, a orillas del Cantábrico, es un destino vacacional todavía reservado para unos pocos.

Su oferta turística y cultural, el encanto de esta ciudad completa y sus especialidades gastronómicas son de primera calidad y encantarán a los visitantes que sólo tendrán un deseo después de haberlo descubierto, ¡¡regresar muchas más veces!!

La bahía de Santander forma parte del famoso Club de las bahías más bellas del mundo, y por una buena razón. Las vistas de la bahía con las montañas  al fondo son de estilo postal y atraen a todos los visitantes. El mar y las montañas juntas ofrecen un paisaje de rara belleza.

En 2014, la Bahía de Santander fue escenario del Campeonato del Mundo de Vela que atrajo a turistas de todo el mundo durante los 15 días de competición en los que participaron 1.400 regatistas de 95 países.

Santander, una ciudad monumental. A pesar de un incendio que devastó gran parte del casco antiguo de Santander en 1941, la capital cántabra está dotada de magníficos monumentos con una notable arquitectura.

Algunas de ellas son históricas, como la Catedral gótica de Santander, otras datan de los siglos XIX o XX, como el Palacio de la Magdalena, el Arco del Banco Santander, el Casino, el Gran Hotel Sardinero o el Real Club Marítimo, mientras que otras se han convertido en emblemas de la ciudad por su arquitectura moderna, como la iglesia románica de Santander y más recientemente el Centro Botín.

Playas preciosas donde disfrutar. Históricamente, Santander siempre ha sido una ciudad orientada hacia el mar. Su estratégica ubicación junto al mar la ha convertido en un importante puerto desde la época romana.

A finales del siglo XIX, Santander se convierte también en un destino turístico y de ocio gracias a la promoción de los baños de ola conocidos por sus propiedades terapéuticas. La familia real, seguida por la nobleza y la burguesía, principalmente madrileña, llegó a disfrutar de las hermosas playas de Santander.

Cuando los reyes eligieron en 1912 la ciudad de Santander y el Palacio de La Magdalena para pasar la época estival, visitar Santander se puso de moda entre el resto de la alta sociedad de la época. Esto provocó que en Santander se construyera el Gran Casino y la ciudad y el entorno de El Sardinero se convirtiera en un lugar lleno de elegantes mansiones palaciegas.

Aún hoy en día, mucha gente y turistas llegan a la playa de Sardinero para relajarse en la playa de arena, tomar un refrescante baño en las coloridas aguas transparentes o practicar deportes como surf, kitesurf, vela o jugar a las palas.

Escapada inolvidable a Cantabria.

Existen muchos sitios que ver en Cantabria en los que merece la pena perderte. Playas idílicas, pueblos marineros, cuevas misteriosas o bien frondosos bosques son algunas de las cosas que te aguardan.

Una deliciosa gastronomía con sus tapas típicas y unos atardeceres mágicos, son algunas de las otras razones por las que te merecerá la pena que visites Cantabria y Santander.

El Parque de la Naturaleza de Cabárceno, concebido con fines educativos, es uno de los planes más divertidos si vas con niños. Se encuentra en una antigua explotación minera de hierro a cielo abierto de espectacular belleza. En él puedes encontrar una enorme variedad de animales en estado de semi-libertad.

Santillana del Mar y la Cueva de Altamira. Esta gruta fue descubierta en 1879 y es la más importante a nivel mundial con pinturas del Paleolítico.

San Vicente de la Barquera, En su casco histórico se puede ver el aspecto más tradicional de Cantabria y sus rías, barrancos o bien playas le otorgan un atractivo único. De esta manera, su castillo de la Alta Edad Media, los restos de la muralla, el puente de Maza o bien la iglesia de Santa María de los Ángeles edificada entre los siglos XIII y XVI, harán que te quieras quedar en este pueblo.

 

La Gruta el Soplao es otro lugar en el que hacer turismo que sorprenderá a pequeños y mayores. La cueva El Soplao está considerada como una de las grandes maravillas de la geología con una gran cantidad de estalactitas, estalagmitas, coladas, columnas, excéntricas y perlas de las cavernas.

El juego de luces y la espectacularidad de las formaciones, te transportarán a un mundo único lleno de sensaciones. Además, en sus más de veinte kilómetros también vas a poder ver ciertos restos de la actividad minera de la zona como hornos de calcinación, talleres o bien lavaderos que empleaban para extraer plomo y cinc.

Alquilar un apartamento o una casa para pasar unos días fantásticos es una opción alternativa perfecta para las personas que no quieren alojarse en un hotel.

La libertad y el ahorro son los mejores motivos que animan al veraneante a decantarse por este tipo de alojamiento.

 

Tu escapada en  Cantabria te está esperando.